Préstamos de día de pago 

Un préstamo de día de pago (también conocido como préstamo a corto plazo) es dinero que el consumidor toma prestado hasta el día de pago. Puede ser muy tentador tomar un préstamo de día de pago cuando usted está teniendo dificultad para pagar sus deudas, pero los préstamos de día de pago nunca son ideales. Generalmente son por montos bajos de dinero y deben pagarse rápidamente. Tienden a tener altas tasas de interés y muchas tarifas. Los intereses y las tarifas se suman, y usted podría terminar debiendo mucho más dinero del que pidió prestado.  

Estos préstamos suelen convertirse en una deuda que no puede pagar mientras paga sus facturas regulares. Además, el prestamista podría tomar un pago automático de su cuenta bancaria. Esto puede hacer que tenga fondos insuficientes en su cuenta, lo que le costará más comisiones bancarias. Si no puede pagar el préstamo dentro del tiempo estipulado, el prestamista lo transferirá a un préstamo nuevo y le cobrará cargos adicionales. 

Muchos préstamos de día de pago son ilegales en Nueva York. Esto se debe a que Nueva York tiene un límite de tasa de interés del 25% para pequeños préstamos, lo que significa que el prestamista no puede cobrarle más del 25% de interés. Cualquier persona que intente otorgar un préstamo de día de pago, en persona, en línea o por teléfono podría estar infringiendo la ley estatal. Usted puede reportar a las compañías que intentan hacer o cobrar préstamos ilegales de día de pago. Para presentar una denuncia, puede comunicarse con el Departamento de Servicios Financieros de Nueva York, la Oficina de Protección al Consumidor o la Comisión Federal de Comercio. 

Si usted no puede pagar sus facturas o cubrir sus gastos puede intentar lo siguiente: 

  • negociar con sus acreedores; 
  • buscar ayuda de amigos o familiares; 
  • pedirle a su empleador un anticipo de salario; o 
  • buscar ayuda del gobierno para cubrir los gastos de alimentos, vivienda o calefacción del hogar.  

Los préstamos de día de pago deberían usarse sólo como último recurso 

Editores legales: Mark Grossman y Edward E. Klein, mayo 2018 

Pueden haber cambios en la ley. La información se ofrece como un servicio público con la ayuda y apoyo de los editores jurídicos voluntarios, con la intención de ayudarle entender mejor la ley en general. La información no constituye un asesoramiento legal relativo a su problema en particular ni sustituye el asesoramiento de un abogado.

Solicite un Abogado

Back to Top

Nuestros Abogados

Nuestros abogados han sido evaluados y cualificados: todos han aprobado nuestro proceso de solicitud y entrevista. Cada abogado que recomendamos ha sido evaluado por su amplia experiencia, su conocimiento del código de ética y su práctica legal - incluyendo servicios al cliente y el manejo de honorarios y facturación. Aprenda Más

Sobre Nosotros

Sobre Nosotros Cuando usted llame al 212-626-7373 o al 212-626-7374 (español), un abogado le contestará. Un abogado –consejero de referidos legales conversará con usted sobre su asunto legal o revisará su solicitud de referido por internet. Si concluimos que a usted le conviene ser asistido por un abogado, le recomendaremos un abogado competente que ha … Continued Aprenda Más