Automóviles 

Existen leyes que lo protegen cuando está comprando, arrendando, financiando y/o reparando un automóvil. Lo mejor es comprar un automóvil en un concesionario de automóviles autorizado. Verifique las querellas contra el concesionario y las críticas en línea negativas antes de comprar. Cuando compre un automóvil nuevo o usado, recuerde que no hay un “período de reflexión en Nueva York. Esto quiere decir que no puede devolver el automóvil y recuperar su dinero si cambia de opinión. En la ciudad de Nueva York, puede revisar el contrato de compra durante 48 horas mientras el concesionario se queda con el automóvil. Siempre lea el contrato y los acuerdos de financiamiento y asegúrese de entenderlos antes de firmar. Puede llevarse una copia del contrato a la casa antes de firmarlo. Así tendrá tiempo de leerlo y entenderlo. No firme un contrato en blanco y no le dé dinero al concesionario sin un contrato firmado. Si negoció la venta en español y va a financiar el automóvil, el contrato escrito también debe estar en español. 

Si decide arrendar un automóvil, está cubierto por la Ley de Arrendamiento Comercial de Vehículos Motorizados (MVRLA, por sus siglas en inglés) de Nueva York. Según esta ley, usted tiene derecho a recibir una muestra del contrato de arrendamiento utilizado por el concesionario antes de firmarlo y el derecho a recibir una copia firmada del contrato de arrendamiento. Usted tiene derecho a disputar daños y desgastes excesivos a través del arbitraje y solo pagar tarifas razonables por terminación anticipada del contrato. Si el concesionario viola la MVRLA, usted puede recuperar los daños reales que sufra, así como una multa civil de $100 por cada infracción y honorarios razonables de abogados. 

Todos los autos nuevos, incluso algunos usados, vienen con garantías. Una garantía básicamente establece que el automóvil es de cierta calidad y funcionará de cierta manera durante un cierto período de tiempo. A veces, el automóvil que compra no cumple con la garantía y es defectuoso, o es un “limón”. Existen leyes federales y estatales, conocidas como “leyes de limón” que lo protegen en tales situaciones. Para recuperar bajo la ley de limón, debe cumplir con ciertos requisitos y seguir ciertos pasos. Es importante conocer sus derechos bajo estas leyes antes de comprar un automóvil nuevo o ciertos automóviles usados. Si el automóvil es un limón, el concesionario debe reembolsar su dinero o reemplazar el automóvil. Si el concesionario se niega a hacerlousted puede presentar una demanda para hacer valer sus derechos en virtud de la ley de limón y también recuperar los honorarios de su abogado. 

También tiene derechos cuando lleva su auto para hacerle reparaciones. Solo debe buscar servicios en talleres de reparación registrados con el Departamento de Vehículos Motorizados del estado de Nueva York. Todos los talleres de reparación registrados muestran un letrero verde y blanco en la fachada del taller. El taller de reparación debe entregarle un presupuesto o estimado de gastos por escrito si usted lo solicita y no puede realizar ninguna reparación sin su permiso. Quédese con todos lopresupuestos, facturas, órdenes de trabajo, recibos y garantías en caso de que haya alguna disputa sobre el costo o el trabajo realizado. 

Editores legales: David Kassell y Mark Grossman, mayo 2018 

Pueden haber cambios en la ley. La información se ofrece como un servicio público con la ayuda y apoyo de los editores jurídicos voluntarios, con la intención de ayudarle entender mejor la ley en general. La información no constituye un asesoramiento legal relativo a su problema en particular ni sustituye el asesoramiento de un abogado.

Solicite un Abogado

Back to Top

Nuestros Abogados

Nuestros abogados han sido evaluados y cualificados: todos han aprobado nuestro proceso de solicitud y entrevista. Cada abogado que recomendamos ha sido evaluado por su amplia experiencia, su conocimiento del código de ética y su práctica legal - incluyendo servicios al cliente y el manejo de honorarios y facturación. Aprenda Más

Sobre Nosotros

Sobre Nosotros Cuando usted llame al 212-626-7373 o al 212-626-7374 (español), un abogado le contestará. Un abogado –consejero de referidos legales conversará con usted sobre su asunto legal o revisará su solicitud de referido por internet. Si concluimos que a usted le conviene ser asistido por un abogado, le recomendaremos un abogado competente que ha … Continued Aprenda Más