Garantías y leyes de limón  

Para la mayoría de las personas, comprar un automóvil es un gasto grande. Si el auto es defectuoso o un “limón”, puede causar problemas económicos y personales significativos. Existen leyes federales y estatales para proteger a los consumidores que compran un auto limón. Usted debe cumplir con ciertos requisitos para poder recuperar pérdidas bajo la ley. También debe seguir pasos específicos. Es importante que conozca sus derechos bajo la ley antes de comprar un auto nuevo o ciertos autos usados.  

Todos los autos nuevos vienen con una garantía expresa del fabricante incluida en el precio de venta. Por ley, la garantía debe cubrir ciertas partes del motor y la transmisión. También debe cubrir ciertas partes del eje motriz, los frenos, el mecanismo de dirección y el sistema de encendido. En la mayoría de los casos, el concesionario debe reparar cualquier parte que esté cubierta durante el período de garantía. El concesionario debe darle una copia por escrito de la garantía cuando compra el automóvil. La ley de limón no aplica cuando usted compra un auto a un particular. 

Nueva York tiene una “ley de limón para autos nuevos y una para autos usados. Por lo general, para estar cubierto por cualquiera de las leyes, debe cumplir con los siguientes requisitos: 

  • la garantía del fabricante cubría el automóvil nuevo en el momento de la entrega original; 
  • usted compró o arrendó el automóvil dentro de las primeras 18,000 millas de su entrega original, o compró el automóvil dentro de dos años, lo que ocurra primero; 
  • el auto tenía un precio de venta o arrendamiento de al menos $1,500; 
  • el auto fue comprado o arrendado en Nueva York o está registrado actualmente en Nueva York; y 
  • El auto se utiliza principalmente para fines personales, familiares o domésticos. 

La ley aplica a cualquier defecto o condición que perjudique sustancialmente el valor del vehículo. Esto se conoce como “no conformidad. Si el defecto perjudica sustancialmente el valor depende de la situación. Por lo general, el defecto debe ser un problema grave, aunque también puede haber varios problemas pequeños que causan un problema grave. Las leyes de limón no cubren defectos y condiciones causadas por accidentes. Tampoco cubren defectos y condiciones causadas por abuso o negligencia. Si usted realiza alteraciones no autorizadaal vehículo, es posible que ya no esté cubierto bajo las leyes de limón. 

Si el automóvil no cumple con la garantía, el fabricante o el concesionario autorizado deben repararlo. No pueden cobrarle por las reparaciones. Si no pueden reparar el automóvil dentro de un número razonable de intentos, usted puede solicitar un reembolso completo. También puede solicitar un coche de reemplazo en vez de la reparación. 

Si su automóvil nuevo tiene un problema que cumple con los requisitos anteriores, infórmeselo de inmediato al concesionario. El concesionario tiene la obligación de reportar el problema al fabricante dentro de siete días. A menos que un abogado le indique lo contrario, continúe haciendo sus pagos mensuales.  

Si el concesionario se niega a reparar el automóvil dentro de los primero siete días, comuníquese con el fabricante. Haga esto por escrito y envíe la carta por correo certificado, solicitando la devolución del recibo. Debe describir el problema con el automóvil e indicar que el concesionario se ha negado a realizar las reparaciones. El fabricante tendrá veinte días a partir de la fecha que reciba su notificación para iniciar las reparaciones en el automóvil. 

Si el defecto afecta considerablemente el valor del automóvil, el fabricante debe reembolsarle su dinero o entregarle un automóvil de reemplazo. El reemplazo debe ser comparable al suyo en millaje, año del modelo y valorUsted puede elegir si quiere el reembolso o el reemplazo. El fabricante solo tiene que reembolsar o reemplazar el auto si el valor del mismo no está sustancialmente deteriorado. Lo mismo es cierto si el problema se debe a negligencia o alteración no autorizada del automóvil. 

Si el concesionario acepta reparar el automóvil, debe hacerlo dentro de un número razonable de intentos. Generalmente se considera razonable hasta tres intentos de reparación. Si el problema persiste después de tres intentos, es posible que el auto sea un limón. También es posible que sea un limón si lleva más de 15 días fuera de servicio. Si una parte no está disponible, los días causados ​​por esa demora no cuentan para los 15 días; pero el concesionario debe utilizar la diligencia debida para tratar de obtener la pieza. El período de garantía se extiende por cada día que el automóvil esté fuera de servicio.  

El concesionario debe reembolsarle su dinero o darle un vehículo de reemplazo comparable si el automóvil ha estado fuera de servicio por más de quince días o si el concesionario hizo tres o cuatro intentos fallidos de reparar el automóvil. Si usted financió el automóvil, parte del reembolso puede ir al banco para pagar el préstamo. Si usted arrendó el auto el auto es un limón, el concesionario debe rescindir el contrato de arrendamiento. El concesionario no puede cobrarle tarifas por terminación anticipada. 

Es muy importante que pueda mostrar el número de intentos de reparación. También debe mantener un registro de la cantidad de días que el automóvil estuvo fuera de servicio. Debe documentar cuidadosamente todos los intentos de reparación. Guarde copias de todas las órdenes de trabajo, facturas de reparación y correspondencia. Documente todas las llamadas telefónicas e intente obtener la mayor cantidad de información por escrito posible. Además, revise todas las órdenes de trabajo y facturas de reparación para ver cómo el concesionario describe el problema. Un concesionario podría cambiar la descripción para que parezca que está reparando un problema diferente. Esto podría evitar que llegue a tres intentos de reparación por el mismo problema. 

Si el concesionario se niega a reembolsar o reemplazar el automóvil, puede presentar una demanda para hacer valer sus derechos conforme a la ley de limón. Debe presentar su caso dentro de los primeros cuatro años de la fecha de entrega original del automóvil. Si gana en el tribunal, puede recuperar los honorarios de abogado. 

También puede optar por resolver la disputa utilizando un programa de arbitraje patrocinado por el estado. La oficina del fiscal general de Nueva York tiene un programa de arbitraje. Para utilizar el programa, primero debe completar un formulario de solicitud de arbitraje. Puede obtener el formulario en la página web del fiscal general (https://ag.ny.gov). También puede recoger el formulario en cualquiera de las oficinas regionales del fiscal general. Complete el formulario y entréguelo en la oficina del fiscal general. La unidad de arbitraje de la ley de limón de autos usados ​​decidirá si su caso es elegible para el arbitraje. Si se acepta el caso, el formulario se envía al administrador para ser procesado. El administrador asignará un árbitro que escuchará su caso dentro de los próximos 35 días. Si el administrador rechaza su reclamo, usted recibirá una notificación con una explicación. 

También hay una ley federal que cubre los vehículos motorizados defectuosos. Esta ley es la Ley de Garantías Magnuson-Moss. La ley cubre otros productos a parte dvehículos motorizados. La compensación que puede recibir bajo esta ley es diferente de las leyes de limón de Nueva York. Si no puede cumplir con los requisitos de las leyes de limón de Nueva York, es posible que aún pueda recuperar bajo la ley federal. Un abogado puede ayudarlo a decidir si debe presentar un reclamo bajo la ley federal, la ley estatal o ambas. 

Editores legales: David Kassell y Mark Grossman, mayo 2018

Pueden haber cambios en la ley. La información se ofrece como un servicio público con la ayuda y apoyo de los editores jurídicos voluntarios, con la intención de ayudarle entender mejor la ley en general. La información no constituye un asesoramiento legal relativo a su problema en particular ni sustituye el asesoramiento de un abogado.

Solicite un Abogado

Back to Top

Nuestros Abogados

Nuestros abogados han sido evaluados y cualificados: todos han aprobado nuestro proceso de solicitud y entrevista. Cada abogado que recomendamos ha sido evaluado por su amplia experiencia, su conocimiento del código de ética y su práctica legal - incluyendo servicios al cliente y el manejo de honorarios y facturación. Aprenda Más

Sobre Nosotros

Sobre Nosotros Cuando usted llame al 212-626-7373 o al 212-626-7374 (español), un abogado le contestará. Un abogado –consejero de referidos legales conversará con usted sobre su asunto legal o revisará su solicitud de referido por internet. Si concluimos que a usted le conviene ser asistido por un abogado, le recomendaremos un abogado competente que ha … Continued Aprenda Más