¿Qué tipo de “lesiones” incluye la ley de lesiones personales?

La ley de lesiones personales o daños personales puede aplicarse a cualquier lesión que una persona o entidad cause a otra persona, siempre y cuando dicha lesión haya sido causada por un comportamiento intencional, negligente o imprudente, o por una acción cubierta por responsabilidad estricta. Algunas causas comunes de lesiones personales que pueden darle derecho a recuperar daños incluyen:

  • Accidentes automovilísticos
  • Resbalón o tropiezo y caída (líquidos, nieve y hielo)
  • Resbalón o tropiezo y caída (condiciones peligrosas en la propiedad) aparte de líquidos, nieve y hielo
  • Responsabilidad sobre las instalaciones
  • Accidentes en sitios en construcción—negligencia, Ley Laboral de Nueva York, Secciones 240 y 241
  • Ley Dram Shop (responsabilidad de venta de licor)
  • Negligencia médica
  • Accidentes por productos defectuosos
  • Conducta policial indebida
  • Muerte injusta o muerte culposa
  • Agresión
  • Acometimiento/asalto
  • Infligir angustia emocional
  • Acusaciones falsas—Difamación de carácter por libelo o calumnia

La ley de lesiones personales abarca cualquier situación en la que ocurra lo siguiente:

  • Daño físico, mental o a la reputación: Una persona sufre un daño físico, mental o a su reputación;
  • Causada indebidamente: la lesión es causada indebidamente, ante los ojos de la ley, por otra persona o por una entidad (como una corporación o municipalidad). Cuando usted se lesiona, la ley intenta determinar si la persona que causó su lesión tenía el deber de prevenir que usted de lastimara. Existen diferentes niveles de conducta indebida que conducen a la responsabilidad según las circunstancias.
  • Situaciones cotidianas— Negligencia: La ley generalmente intenta determinar: “¿La persona que causó su lesión fue “negligente” al causar la lesión?” Negligencia es otra forma de decir “descuidado” o que carece del cuidado, la atención o consideración ordinaria.
  • Situaciones especiales—Imprudencia: en ciertos casos, aquellos que involucran lesiones causadas por policías y bomberos que están respondiendo a alguna emergencia, la ley puede intentar determinar si el oficial actuó “imprudentemente” al causar lesiones, es decir, ¿actuó con total desprecio por su seguridad?
  • Lesiones intencionales: También hay actos intencionales (como si alguien le golpea a propósito y sin justificación, rompiéndole la nariz) donde la intención combinada con la lesión permitirá que usted recupere daños.
  • Productos defectuosos—Responsabilidad estricta: Finalmente, existen lesiones que involucran productos peligrosos o productos fabricados incorrectamente o que son defectuosos; en tales casos, la ley no busca determinar conducta indebida sino que presume responsabilidad por el hecho de que una persona resultó lesionada por utilizar el producto (también conocido como “responsabilidad estricta”).
  • Daños compensatorios: Una persona no podrá recuperar daños (mucho menos encontrar un abogado que la represente) por un golpe en el dedo u otra lesión insignificante.
    • Ejemplo: Usted está cruzando la calle con la señal de “camine”. Un auto sigue de largo, causando que usted salte al suelo para esquivarlo. Si usted se levanta con un rasguño pequeño en la mano, pero no sufre ningún otro síntoma, hay una lesión causada por un conductor negligente pero es poco probable que pueda recuperar daños, a pesar de las acciones del conductor.

Cuando cada uno de estos factores está presente, una persona lesionada podría recuperar una cantidad monetaria por todo el daño sufrido (gastos médicos, pérdida de ingresos, dolor y sufrimiento) al presentar una demanda contra la persona o entidad que causó el daño indebidamente.

Pueden haber cambios en la ley. La información se ofrece como un servicio público con la ayuda y apoyo de los editores jurídicos voluntarios, con la intención de ayudarle entender mejor la ley en general. La información no constituye un asesoramiento legal relativo a su problema en particular ni sustituye el asesoramiento de un abogado.

Solicite un Abogado

Back to Top

Nuestros Abogados

Nuestros abogados han sido evaluados y cualificados: todos han aprobado nuestro proceso de solicitud y entrevista. Cada abogado que recomendamos ha sido evaluado por su amplia experiencia, su conocimiento del código de ética y su práctica legal - incluyendo servicios al cliente y el manejo de honorarios y facturación. Aprenda Más

Sobre Nosotros

Sobre Nosotros Cuando usted llame al 212-626-7373 o al 212-626-7374 (español), un abogado le contestará. Un abogado –consejero de referidos legales conversará con usted sobre su asunto legal o revisará su solicitud de referido por internet. Si concluimos que a usted le conviene ser asistido por un abogado, le recomendaremos un abogado competente que ha … Continued Aprenda Más