Cómo cerrar o disolver su negocio

Es posible que usted decida cerrar su negocio sin venderlo. Si su negocio tiene estructura de propietario único, usted mismo puede tomar la decisión de cerrar el negocio. No obstante, si el negocio tiene estructura corporativa de sociedad o de corporación, los propietarios (socios, accionistas, etc.) tienen que ponerse de acuerdo para disolver el negocio según los parámetros estipulados en los acuerdos escritos que crearon el negocio o deben establecer los pasos a seguir para cerrar o disolver el negocio. Si no hay acuerdos escritos o no aplican al cierre o a la disolución del negocio, es posible que haya estatutos y reglamentos que afectan cómo debe cerrarse o disolverse el negocio.

Algunos pasos clave para cerrar o disolver su negocio son:

  • Notifique a las agencias gubernamentales que está disolviendo el negocio;
  • Notifique a los prestamistas y acreedores, y liquide deudas restantes;
  • Cobre todo el dinero que se le deba a la empresa (cuentas por cobrar) o venda cualquier fallo, deuda o demanda que se le deba al negocio;
  • Venda o transfiera cualquier activo restante, incluyendo equipos, herramientas, bienes raíces, contratos de arrendamiento, propiedad intelectual, inventario, etc.;
  • Cancele registros, permisos, licencias, pólizas de seguro, y nombres comerciales;
  • Cumpla con las leyes laborales y de empleo de Nueva York, incluyendo emitir cheques de pagos finales y proporcionando suficiente aviso previo si tiene 50 empleados o más, según lo establecido por la Ley de Notificación de Reajuste y Recapacitación Laboral (WARN, por sus siglas en inglés);
  • Comuníquese con el Servicio de Rentas Internas (IRS, por sus siglas en inglés) para cerrar su cuenta del Número de Identificación del Empleador (EIN, por sus siglas en inglés);
  • Cierre sus cuentas bancarias corporativas y cancele sus tarjetas de crédito corporativas;
  • Conserve documentos y registros de su negocio por el plazo de tiempo requerido, dependiendo del tipo de documento.

Editores legales: Richard L. Rosen, noviembre 2014 (actualizado en marzo 2016)

Pueden haber cambios en la ley. La información se ofrece como un servicio público con la ayuda y apoyo de los editores jurídicos voluntarios, con la intención de ayudarle entender mejor la ley en general. La información no constituye un asesoramiento legal relativo a su problema en particular ni sustituye el asesoramiento de un abogado.

Vuelva al inicio de esta página

Nuestros Abogados

Nuestros abogados han sido evaluados y cualificados: todos han aprobado nuestro proceso de solicitud y entrevista. Cada abogado que recomendamos ha sido evaluado por su amplia experiencia, su conocimiento del código de ética y su práctica legal – incluyendo servicios al cliente y el manejo de honorarios y facturación.

Aprenda Más

Sobre Nosotros

Sobre Nosotros Cuando usted llame al 212-626-7373 o al 212-626-7374 (español), un abogado le contestará. Un abogado –consejero de referidos legales conversará con usted sobre su asunto legal o revisará su solicitud de referido por internet. Si concluimos que a usted le conviene ser asistido por un abogado, le recomendaremos un abogado competente que ha […]

Aprenda Más