Deberes y obligaciones de propietarios

El propietario de su vivienda tiene ciertos deberes bajo la ley, y tal vez también bajo su contrato de arrendamiento. Primero, como arrendatario o inquilino, usted tiene derecho a un apartamento habitable, seguro y limpio. A esto se le conoce como garantía de habitabilidad. Este derecho está implícito aún si su contrato de arrendamiento no lo estipula. De igual modo, su contrato de arrendamiento no puede decir que usted renuncia a este derecho. Si el contrato de arrendamiento trata de estipular que usted renuncia a su derecho a vivir en un apartamento habitable, seguro y limpio, la corte no hará cumplir esa parte del contrato. Las áreas públicas de su edificio también están cubiertas bajo la garantía de habitabilidad.

Si su apartamento habitualmente carece de calefacción adecuada o agua caliente, entonces su arrendador está en incumplimiento de la garantía de habitabilidad. De igual forma, su arrendador podría estar en incumplimiento de la garantía de habitabilidad si no procura eliminar una infestación de insectos en su apartamento. No obstante, si usted causa las condiciones inhabitables, insalubres o inseguras, causando daños a su apartamento, entonces usted debe realizar los reparos al apartamento y no es responsabilidad de su arrendador.

Usted tiene varias opciones si su arrendador está en incumplimiento de la garantía de habitabilidad. Asegúrese de proveerle al propietario una notificación por escrito de las malas condiciones y de guardar prueba de la notificación. Usted puede demandar a su propietario por una reducción de renta. También puede retener el alquiler, y no pagarlo hasta que se realicen las reparaciones.  Esto podría ser arriesgado ya que su arrendador podría demandarlo por no pagar el alquiler. No obstante, si el propietario trata de desahuciarlo, usted puede demandarlo por incumplimiento de la garantía de habitabilidad. La corte puede determinar el crédito que se le otorgará hacia el alquiler según las condiciones en que se encuentre la vivienda.

Usted también podría intentar realizar las mejoras por cuenta propia, y luego restar los costos razonables de las reparaciones al monto del alquiler, pero esto también podría resultar arriesgado. Esto sólo debería intentarse luego de presentarle al propietario una notificación por escrito y una oportunidad razonable para realizar las reparaciones. Si decide realizar las mejoras por cuenta propia debería asegurarse de guardar todos los recibos de las reparaciones.

Si su apartamento sufre daños por incendio, agua u otros problemas que no fueron causados por usted y se vuelve inhabitable, usted podría irse del apartamento y cancelar el contrato de arrendamiento con un preaviso de tres días al propietario. En esta situación, usted no tendrá la obligación de seguir pagando el alquiler.

Los propietarios de viviendas múltiples deben mantener los apartamentos y las áreas públicas en buen estado, limpias y libres de insectos, plagas, basura u otro material ofensivo. Los propietarios también deben asegurarse de que todos los sistemas eléctricos, sanitarios, instalaciones de cañería, de calefacción y ventilación estén funcionando. Los propietarios también deben asegurarse de que los aparatos eléctricos que instalen, como refrigeradores y estufas estén en buenas condiciones y funcionen adecuadamente.

Los propietarios también tienen obligaciones en cuanto a pintura con plomo, detectores de humo, detectores de monóxido de carbono, cerraduras y rejas en las ventanas. Los propietarios deben protegerlo de daño criminal razonablemente predecible. Por ejemplo, si usted es víctima de un crimen en su apartamento, y puede demostrar que los criminales pudieron entrar a su apartamento porque su arrendador no arregló una cerradura rota en la puerta principal, podría recuperar daños de su arrendador. Asegúrese de notificar al propietario por escrito de todo lo que esté en malas condiciones. De lo contrario, el propietario puede reclamar que no hizo reparaciones porque desconocía de los daños.

Editores legales: David Kaminsky, diciembre 2014 (actualizado febrero 2016)

Pueden haber cambios en la ley. La información se ofrece como un servicio público con la ayuda y apoyo de los editores jurídicos voluntarios, con la intención de ayudarle entender mejor la ley en general. La información no constituye un asesoramiento legal relativo a su problema en particular ni sustituye el asesoramiento de un abogado.

Vuelva al inicio de esta página

Nuestros Abogados

Nuestros abogados han sido evaluados y cualificados: todos han aprobado nuestro proceso de solicitud y entrevista. Cada abogado que recomendamos ha sido evaluado por su amplia experiencia, su conocimiento del código de ética y su práctica legal – incluyendo servicios al cliente y el manejo de honorarios y facturación.

Aprenda Más

Sobre Nosotros

Sobre Nosotros Cuando usted llame al 212-626-7373 o al 212-626-7374 (español), un abogado le contestará. Un abogado –consejero de referidos legales conversará con usted sobre su asunto legal o revisará su solicitud de referido por internet. Si concluimos que a usted le conviene ser asistido por un abogado, le recomendaremos un abogado competente que ha […]

Aprenda Más