Información acerca de Abogados

Si usted piensa que necesitará los servicios de un abogado, es probable que tenga muchas preguntas acerca de cómo funciona el proceso. Un paso importante es contratar al abogado. Debería asegurarse de que el abogado tenga licencia para ejercer la abogacía en Nueva York y que está en cumplimiento con la Oficina de Administración de Tribunales del estado de Nueva York. También convendría que investigue la reputación del abogado y su nivel de experiencia. Al reunirse con el abogado o al hablarle por teléfono, debería asegurarse de que sus personalidades armonicen, y que pueda comunicarse con el abogado libremente y con confianza.

En la mayoría de los casos, el abogado cobrará honorarios. Es importante que usted entienda cómo el abogado cobrará por sus servicios legales, y debería preguntar acerca de los honorarios durante su primera consulta con el abogado. Los abogados usualmente cobran de las siguientes tres maneras: honorarios contingentes (o por contingencia), por hora, o por tarifa fija. En la mayoría de los casos, un abogado cobrará sus servicios legales por hora. Cuando los honorarios son por contingencia, se le paga al abogado al final del caso, según el porcentaje acordado de la suma de dinero que usted reciba como indemnización. Los honorarios contingentes aplican generalmente en casos de daños personales. En casos de tarifa fija, el abogado sabe de antemano el precio del servicio legal y usted paga un precio establecido o fijo. Los honorarios fijos se usan generalmente cuando el abogado le está preparando documentos.

Al trabajar con su abogado, es importante que usted coopere y diga la verdad. Esto le ayudará a obtener los mejores resultados en su asunto legal. Asegúrese de preguntar si no entiende algo o si no está seguro de lo que está sucediendo con su caso. Su abogado debe mantenerle informado del progreso del caso, pero recuerde que el proceso judicial a veces es más lento de lo que quisiéramos.

Si usted pierde confianza en su abogado o empieza a sentirse insatisfecho con los servicios que está recibiendo, trate de discutir el asunto con su abogado de inmediato. Tiene varias opciones si no puede resolver el problema con su abogado. Puede terminar la relación de abogado-cliente y buscar un abogado nuevo o representarse usted mismo. También puede someter una queja contra su abogado en el Comité Disciplinario de Quejas “Disciplinary Committee”/ “Grievance Committee”. Si no está de acuerdo con los honorarios que el abogado le está cobrando, puede arbitrar la controversia o disputa en la mayoría de los casos, que frequentemente es mejor opción que demandar.

Hay varias formas de hacerse abogado en Nueva York. La manera tradicional es terminar la licenciatura o bachillerato, tomar el examen de admisión a la facultad de derecho “Law School Admission Test” o mejor conocido por “LSAT”, obtener un título de doctor en derecho (Juris Doctor o J.D.) de una escuela de derecho aprobada por la Asociación Americana de Abogados “American Bar Association”, y pasar la reválida o examen para abogados del estado de Nueva York “New York State Bar”. También es posible hacerse abogado en Nueva York sin obtener un título de derecho, si realiza estudios en una escuela de derecho y trabaja como aprendiz en una oficina de abogados por cuatro años.

La profesión legal en Nueva York está regulada por el tribunal. Luego de pasar la reválida, la persona tiene que someter evidencia de su carácter y capacidad para ejercer la abogacía a un comité de abogados; y tiene que ser admitida para la práctica legal por la División Apelativa del Tribunal Supremo apropiada. Todos los abogados tienen que renovar su licencia cada dos años en la Oficina de Administración de los Tribunales “Office of Court Administration”, o mejor conocida como “OCA”, y tomar cursos de educación legal continua. Usted puede verificar si un abogado está autorizado para ejercer la abogacía en el estado de Nueva York en la página del internet de Office of Court Administration (OCA)

Pueden haber cambios en la ley. La información se ofrece como un servicio público con la ayuda y apoyo de los editores jurídicos voluntarios, con la intención de ayudarle entender mejor la ley en general. La información no constituye un asesoramiento legal relativo a su problema en particular ni sustituye el asesoramiento de un abogado.

Vuelva al inicio de esta página

Nuestros Abogados

Nuestros abogados han sido evaluados y cualificados: todos han aprobado nuestro proceso de solicitud y entrevista. Cada abogado que recomendamos ha sido evaluado por su amplia experiencia, su conocimiento del código de ética y su práctica legal – incluyendo servicios al cliente y el manejo de honorarios y facturación.

Aprenda Más

Sobre Nosotros

Sobre Nosotros Cuando usted llame al 212-626-7373 o al 212-626-7374 (español), un abogado le contestará. Un abogado –consejero de referidos legales conversará con usted sobre su asunto legal o revisará su solicitud de referido por internet. Si concluimos que a usted le conviene ser asistido por un abogado, le recomendaremos un abogado competente que ha […]

Aprenda Más