Negocios de propietario único y sociedades

Si no quiere invertir el tiempo y el dinero que requieren formar y dirigir su negocio como una corporación, puede establecerlo como un negocio de propietario único, siempre y cuando usted sea el único propietario. Para iniciar un negocio de propietario único no es necesario presentar muchos documentos legales ni establecer una entidad aparte para pagar sus impuestos. Solo tiene que comenzar y operar el negocio usted mismo.

Por otro lado, si usted va a establecer un negocio con una o más personas, tal vez sea preferible establecer su negocio como una sociedad.

Algunas cosas enumeradas a continuación deberían hacerse cuando usted opera su negocio con la estructura corporativa de propietario único. Si establece una sociedad debe hacer lo siguiente:

  • Seleccionar un nombre comercial (también conocido como nombre ficticio, nombre falso o DBA) y averiguar si está disponible;
  • Registrar el nombre comercial en la oficina del secretario de su condado;
  • Obtener las licencias, permisos y autorizaciones de zonificación necesarias para el tipo de negocio que está comenzando y la ubicación del negocio;
  • Solicitar un Número de Identificación del Empleador (EIN, por sus siglas en inglés) en el Servicio de Rentas Internas (IRS, por sus siglas en inglés;
  • Abrir una cuenta bancaria corporativa usando su nombre comercial y Número de Identificación del Empleador;
  • Obtener un seguro de responsabilidad civil general que cubra su negocio y su propiedad comercial;
  • Declarar sus impuestos;
  • Si contrata a un empleado, debe obtener un seguro de compensación laboral y un seguro de desempleo.

En la mayoría de los casos, si usted decide operar su negocio como propietario único, usted y su negocio serán tratados como una sola y misma entidad ante la ley. Esto quiere decir que usted será personalmente responsable por cualquier deuda comercial o pérdida comercial, por impuestos no pagados, o por no mantener coberturas de seguro. Usted puede ser demandado personalmente por los errores cometidos por su negocio no incorporado o por accidentes que cause el mismo. También quiere decir que usted declararía cualquier ingreso del negocio y cualquier pérdida del negocio como parte de su declaración de impuestos personal.

En una sociedad general, cada socio paga impuestos sobre su parte del ingreso del negocio en su declaración de impuestos personal. Los socios generales son personalmente responsables de la totalidad de las deudas comerciales y las demandas o reclamos contra la sociedad. Un socio general puede ser demandado por cualquier error o accidente causado por cualquier socio o empleado en el transcurso de actividades relacionadas con la sociedad.

Un negocio de propietario único podría ser una buena opción si usted no está muy preocupado por la responsabilidad personal porque es poco probable que las operaciones de su negocio causen accidentes o errores costosos, ya sea porque no va a pedir prestado mucho dinero para establecer el negocio o porque es poco probable que sea demandado. De todos modos, sería recomendable que considere comprar un seguro de responsabilidad para su tranquilidad personal.

Sociedades limitadas

Las sociedades limitadas son diferentes de las sociedades en general. En las sociedades limitadas hay un socio general que controla las operaciones diarias del negocio y es personalmente responsable de cualquier deuda comercial. La sociedad limitada también tiene uno o más socios limitados, que usualmente son solo inversionistas. Si usted es un socio limitado, tendrá un control limitado sobre el negocio, pero no será personalmente responsable de las deudas del negocio. Usualmente es más costoso y complicado establecer una sociedad limitada.

Editores legales: Dan Brecher, noviembre 2014 (actualizado en febrero 2016)

Pueden haber cambios en la ley. La información se ofrece como un servicio público con la ayuda y apoyo de los editores jurídicos voluntarios, con la intención de ayudarle entender mejor la ley en general. La información no constituye un asesoramiento legal relativo a su problema en particular ni sustituye el asesoramiento de un abogado.

Vuelva al inicio de esta página

Nuestros Abogados

Nuestros abogados han sido evaluados y cualificados: todos han aprobado nuestro proceso de solicitud y entrevista. Cada abogado que recomendamos ha sido evaluado por su amplia experiencia, su conocimiento del código de ética y su práctica legal – incluyendo servicios al cliente y el manejo de honorarios y facturación.

Aprenda Más

Sobre Nosotros

Sobre Nosotros Cuando usted llame al 212-626-7373 o al 212-626-7374 (español), un abogado le contestará. Un abogado –consejero de referidos legales conversará con usted sobre su asunto legal o revisará su solicitud de referido por internet. Si concluimos que a usted le conviene ser asistido por un abogado, le recomendaremos un abogado competente que ha […]

Aprenda Más