Divorcio e hijos menores de edad

Si usted y su cónyuge deciden divorciarse u obtener una separación legal y tienen hijos menores de edad en común tendrán que tomar decisiones importantes con respecto a ellos. Por ejemplo, tendrán que determinar dónde y con quién van a vivir los hijos menores de edad. Ambos padres deben determinar quién tendrá la responsabilidad legal de tomar decisiones por ellos como dónde irán a la escuela y quién será su proveedor de servicios médicos. También tendrán que decidir cómo se les brindará apoyo económico. Si usted y su cónyuge no pueden llegar a un acuerdo en cuanto a estos asuntos, la corte decidirá por ustedes.

Durante un proceso de divorcio (o separación) la corte puede emitir órdenes temporales sobre estos asuntos. Al concluir el caso, la corte emitirá órdenes finales. Usted y su cónyuge deben seguir estas órdenes de la corte hasta que cada niño cumpla 18 (o 21 en casos de manutención de menores para niños no emancipados), a menos que la corte cambie o modifique su decisión.

La custodia de menores determina dónde vivirán los hijos menores de edad del matrimonio y quién será responsable por ellos. Es común que uno de los padres reciba custodia exclusiva de los hijos y que el otro padre tendrá derecho a visitas regulares no supervisadas, a menos que exista una razón (como el abuso) para limitar esos derechos. Al padre que obtiene la custodia también se le conoce como el padre con tutela. Al padre que obtiene visitas se le conoce como el padre sin tutela.

Algunas cortes en Nueva York prefieren utilizar el término “tiempo de acceso” en vez de visitas. Si las partes no logran llegar a un acuerdo de custodia, la corte puede asignar un abogado que represente al menor (conocido en Nueva York anteriormente como tutor legal). Ese abogado representará a los menores y le notificará a la corte los deseos de los menores. El abogado asignado a los menores representará los deseos de los menores del mismo modo que su abogado representa los deseos de usted, excepto en casos muy limitados donde el menor es muy pequeño o tiene capacidad de razonamiento limitada. El abogado del menor sólo podrá sustituir su propio juicio si el niño es muy pequeño o carece de la habilidad de expresar su opinión de forma coherente.

La manutención de menores es la cantidad de dinero que el padre que no tiene custodia tendrá que pagarle al padre que tiene custodia para ayudar con los gastos del niño o los niños menores de 21. Si usted y su cónyuge no logran llegar a un acuerdo, la corte determinará la cantidad de manutención de menores utilizando una fórmula conocida en Nueva York como la Ley de Normas de Sustento de Menores (CSSA, por sus siglas en inglés). Existen diferentes porcentajes basados en el ingreso combinado de ambos padres y la cantidad de niños que tienen. Por ejemplo, el padre sin custodia pagaría 17% de su ingreso bruto ajustado por un niño y 29% por tres. Si la cantidad producida por la fórmula es injusta, la corte podría ordenar una cantidad diferente. Por ejemplo, la corte podría ajustar el pago si el cálculo base de manutención causaría que el padre sin custodia viva bajo los niveles federales de pobreza, o en algunos casos, cuando el padre sin custodia está manteniendo a niños fuera del matrimonio.

Si usted y su cónyuge llegan a un acuerdo por cuenta propia sobre cómo quieren manejar los asuntos que involucren a los niños menores de edad, la corte revisará su acuerdo para asegurarse de que el acuerdo será “para el mayor beneficio del niño”. Esto se debe a que el gobierno tiene interés en la salud y el bienestar de los niños que viven en Nueva York, y ese interés prevalece sobre los intereses de los padres, que podrían o no estar actuando en el mejor interés del niño. No obstante, cuando ambas partes logran llegar a un acuerdo justo por cuenta propia o con la ayuda de sus abogado, pueden eliminar la necesidad de poner a sus hijos en medio de su caso de divorcio. También se ahorran el gasto potencial de pagar por el abogado del niño, y evitan la incertidumbre de que la corte dicte una orden que deje a ambos insatisfechos.

Editores legales: Andrew A. Bokser, marzo 2015 (actualizado en marzo 2016)

Pueden haber cambios en la ley. La información se ofrece como un servicio público con la ayuda y apoyo de los editores jurídicos voluntarios, con la intención de ayudarle entender mejor la ley en general. La información no constituye un asesoramiento legal relativo a su problema en particular ni sustituye el asesoramiento de un abogado.

Vuelva al inicio de esta página

Nuestros Abogados

Nuestros abogados han sido evaluados y cualificados: todos han aprobado nuestro proceso de solicitud y entrevista. Cada abogado que recomendamos ha sido evaluado por su amplia experiencia, su conocimiento del código de ética y su práctica legal – incluyendo servicios al cliente y el manejo de honorarios y facturación.

Aprenda Más

Sobre Nosotros

Sobre Nosotros Cuando usted llame al 212-626-7373 o al 212-626-7374 (español), un abogado le contestará. Un abogado –consejero de referidos legales conversará con usted sobre su asunto legal o revisará su solicitud de referido por internet. Si concluimos que a usted le conviene ser asistido por un abogado, le recomendaremos un abogado competente que ha […]

Aprenda Más